Whatsapp 951 951595
dormir, calidad sueño, obesidad, incremento de apetito, incremento de masa corporal, 1 de cada 10 personas era obesa, epidemia de la obesidad ,tendencia a reducir la duración del sueño, corta duración del sueño y su mala calidad ,factor de riesgo para desarrollar la obesidad, función endocrina, metabolismo de glucosa, salud de todo el cuerpo, índice de masa corporal

¿Dormir para adelgazar? La importancia del buen sueño para controlar el peso

Según el estudio publicado en la Librería Nacional de medicina de Estado Unidos y  en el Instituto nacional de salud del Departamento de salud y servicios humanos de Estados Unidos, en el 2013; la obesidad ha doblado sus números en estadística desde 1980. Para el 2008, 1 de cada  10 personas era obesa, con mayor frecuencia en las mujeres.

Como afirman los autores de este estudio, la epidemia de la obesidad se ha asociado con una tendencia a reducir la duración del sueño. Además, existe una creciente evidencia científica que confirma que la corta duración del sueño y su mala calidad, es un nuevo factor de riesgo para desarrollar la obesidad.

Esto se debe a que dormir es un modulador importante en la función endocrina – vinculada a la producción de hormonas en nuestro cuerpo- . Además interviene en el metabolismo de glucosa. Por lo tanto la pérdida de sueño, tiene como consecuencia alteraciones en el metabolismo y en la función endocrina. Por lo tanto hay menos tolerancia a la glucosa, menos sensibilidad a la insulina. Incrementa la producción de cortisol y de leptina. Como si esto fuera poco, también incrementa el apetito.

¿Por qué es necesario dormir bien?

Dormir es importante porque es un proceso que permite que el cerebro se restaure, pero además, es importante para la salud de todo el cuerpo.

Las personas que no duermen bien, suelen estar muy cansadas para ejercitarse, por lo tanto queman menos calorías. Además, suelen consumir más calorías porque están despiertos más tiempo.

¿ Cómo afecta no dormir al peso?

Además de lo ya descrito párrafos anteriores, es necesario resaltar que según un meta-análisis llevado en Reino Unido, no dormir está asociado a un incremento de 0.35% de el índice de masa corporal. Para una persona de 174 cm de altura, eso significa, incrementar 1.4 kgs.

Otro estudio publicado en la Escuela de salud pública de Harvard, estableció que las mujeres que durmieron 5 horas o menos por noche, tenían 15% mayor riesgo de volverse obesas, comparado con aquellas que dormían 7 horas por noche. Además, aquellas que tenían períodos de sueño más cortos, tenían 30% más riesgo de ganar 30 libras en un período de 16 años.

Un estudio llevado en Japón concluyó que aquellos que dormían menos, también tomaban malas decisiones al momento de elegir su calidad de alimentos.

Queda claro que dormir juega un rol importante en nuestra batalla contra la obesidad. ¿Tú, cómo duermes?

Author Info

clinica alarcon

No Comments

Post a Comment

Facebook

Twitter

×
hola cual es tu consulta dale click al icono de WhatsApp